El vocero presidencial, Manuel Adorni, confirmó la ampliación de las opciones de vacunación contra la fiebre aftosa en Argentina, permitiendo ahora la aplicación de la vacuna bivalente. Esta medida responde a las quejas por los costos y limitaciones previas en la inoculación con cuatro cepas.

El Gobierno confirmó que modificará la normativa para que se pueda importar y aplicar en la Argentina la vacuna bivalente contra la fiebre aftosa para el ganado bovino. Según aseguró el vocero presidencial, Manuel Adorni, esto beneficiará a los productores del sector.

“Se tomó la decisión de modificar la dosis de la vacuna aftosa para ganado bovino, para que pase de tetravalente a bivalente, un beneficio para 200.000 productores ganaderos, que no van a depender del pedido de un solo laboratorio, sino de múltiples, que le van a ofrecer la vacuna y ahorrar, tener un costo muchísimo menor”, marcó este martes el portavoz, en su tradicional conferencia de prensa.

“En la Argentina hay cerca de 54 millones de cabezas de ganado, a las que se les aplican dos vacunas a cada una por año. Por lo tanto, cuando hablamos de quitarle peso al productor, estamos hablando de un negocio de 110 millones de dosis por año, una cifra significativa”, comentó.

El tema había generado polémica en los últimos días, cuando el Gobierno intentaba avanzar con este cambio de reglas. El lunes hubo una reunión entre el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y laboratorios veterinarios, donde desde el organismo sostuvieron que querían aggiornar a la Argentina y establecer una línea común con la región.

Es que acá se utilizaban solo vacunas con cuatro cepas, mientras que en Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia la inoculación autorizada es bivalente, lo que ahora quedará habilitado a nivel local. Esta respuesta llega ante las quejas que generaba en el sector de la producción el alto costo que debían asumir para cuidar a su ganado con la tetravalente, de acuerdo a lo que estaba estipulado.

En el mitin del lunes Diego La Torre, presidente de Tecnovax, presionó para que abrieran la importación de la bivalente, producida por su laboratorio. Alegó que era importante “descentralizar la oferta” y cortar “con abusos de posición monopólica”. Mientras, los fabricantes de la tetravalente aseguraron que la vacuna de dos cepas que se usa en la región “no era tan buena” y que, por el contrario, la suya era la mejor aplicación antiaftosa del mundo.

La reunión concluyó con la decisión del Senasa de rever informes técnicos para tomar una decisión. Pero hoy, unas horas después del encuentro, ya se decidió abrirle paso a la bivalente para que se comercialice y se utilice en el país.

La Argentina posee el estatus de libre de fiebre aftosa otorgado por la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OMSA) con dos zonas diferenciadas según la aplicación o no de la vacunación: la zona libre con vacunación -en el centro-norte y el cordón fronterizo- y la zona libre sin vacunación -que incluye la Patagonia y los Valles de Callingasta, en San Juan-.

Artículo anteriorQué hacer con el cereal y cómo aprovecharlo al máximo
Artículo siguienteUn secretario de Estado, a punto de renunciar o de ser eyectado del Gobierno: ¿habrá más cambios?