Un informe del INTA señala que se esperan precipitaciones y tormentas de variada intensidad en la mayor parte del centro y el norte del país, con acumulados que serán importantes.

La región centro y el este del noroeste argentino quedaron pintados de diferentes tonos de rojo y marrón en los mapas que reflejan el pronóstico de precipitaciones. Esos colores reflejan que estas zonas recibirán en los próximos 14 días importantes acumulados de lluvias que, en algunas localidades de, por ejemplo Entre Ríos, serían superiores a los 157 mm.

Así surge del Informe Agrometeorológico que el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) elabora semanalmente. Allí se detalla que, para los próximos seis días, se esperan lluvias y tormentas de variada intensidad en la mayor parte del centro y el norte del país, así como en el nordeste patagónico, con eventos localmente intensos proyectados sobre regiones como Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Buenos Aires y La Pampa.

Además, se anticipa que estas condiciones de lluvia persistirán en el tiempo, ya que la última actualización del pronóstico climático trimestral por consenso, elaborado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), prevé un trimestre con lluvias entre normales y superiores a lo habitual en la región pampeana, norte y NEA.

“Las mayores chances de un trimestre más húmedo se observan sobre el norte de región pampeana y el litoral. No se descarta la ocurrencia de eventos localmente intensos de lluvias sobre estas áreas. Sobre el oeste del NOA y de Patagonia son mayores las chances de un trimestre con lluvias entre normales a deficitarias”, informó.

En relación a las temperaturas, se pronostica con mayor probabilidad que las medias del trimestre estén entre normales y más cálidas que los promedios históricos en el oeste, noroeste y sur del país. “La mayor probabilidad de un trimestre más cálido se prevé para el NOA. En dichas áreas no se descarta una mayor frecuencia de temperaturas máxima extremas. Mientras que sobre el centro-este y noreste son mayores las probabilidades de transitar un trimestre con temperaturas normales para la época”, indicó el reporte.

Por otro lado, se destacó que el fenómeno de El Niño se encuentra en desarrollo y la probabilidad de que mantenga su fase cálida durante el trimestre diciembre-enero-febrero 2023-24 es superior al 95%. En cuanto a la intensidad del fenómeno, asociada a la temperatura del océano respecto al promedio histórico, detalló que “los distintos modelos indican que la misma se mantendría entre moderada”.

Artículo anteriorLa Paz: Habilitaron las playas sin datos del estado del agua recreativa
Artículo siguienteFuerte caída del consumo masivo en el inicio del año