Con una oferta que nuevamente apunta a superar la media de los últimos doce meses, esta semana los pesados de consumo caen 4% mientras novillitos y vaquillonas ganan 2-3%. De esta manera, la relación de precios entre estas categorías vuelve a ordenarse de la forma habitual. El precio real del novillo volvió a ubicarse por debajo del promedio de un año, luego de seis meses.

En el parcial de la semana en el mercado de Cañuelas, la cotización de novillo resulta 4% menor, en términos nominales, mientras que la de novillitos y vaquillonas avanza 2-3%. El precio de las vacas se mantiene.

De esta manera, la relación de precios entre las tres primeras categorías queda ordenada de la forma habitual, tras muchas semanas en que sus promedios solían mostrar un ordenamiento anómalo, con valores medios para los novillos que muchas veces superaban a los de novillitos y/o vaquillonas.

La oferta apunta a superar, nuevamente, al promedio semanal del último año. Sería la tercera semana, de las diez transcurridas este año, en que se observe esto.

La comparación con los valores de 30, 60 y 90 días atrás muestra oscilaciones, acompasadas con su evolución en este trimestre.

En un mes, novillitos y jóvenes avanzaron 6-11%, entre un tercio y la mitad de la inflación en curso, en dos meses, 30%, también por debajo de la inflación, y en tres meses 53-60%, más en línea con los precios generales de la economía.

En cambio, las vacas muestran retrocesos en uno y dos meses y sólo un avance de 11% en tres.

La relación de precios vaca-novillo ha venido retrocediendo rápidamente en las últimas semanas, acorde con su estacionalidad, aunque con una pendiente más acusada. Desde casi el 80% a mediados de enero a menos de 60% dos meses después.

Precio real del novillo, por debajo del promedio de un año

Con la caída de esta semana, el novillo perdió la estabilidad real de las últimas ocho, y perforó hacia abajo la trayectoria de los promedios móviles de 52 semanas. La última vez que se había observado el mismo movimiento fue a fines de septiembre, pero duró una semana. Veremos si se repite aquella rápida reacción.

Artículo anteriorSanta Fe va por seguros agropecuarios multiriesgo
Artículo siguienteEl campo protagonista del crecimiento económico