Los economistas Guillermo Laborda, Santiago Bulat y Nicolle Pisani Claro con la moderación de Sergio Suppo, participaron del Foro “La economía y el agro que se vienen”, organizado por FADA y Expoagro.

Durante la segunda mañana de Expoagro 2024 edición YPF Agro, la megamuestra agroindustrial que se realiza en la ciudad de San Nicolás hasta el viernes 8 de marzo, la economía fue protagonista con el análisis de la coyuntura actual y las proyecciones realizadas por los economistas Guillermo Laborda (Columnista Radio Mitre), Santiago Bulat (Consultora Económica Invecq) y Nicolle Pisani Claro de FADA (FADA. Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina). Moderó el panel el periodista Sergio Suppo, de Cadena 3.

Bulat: Después de la sequía, buenos tiempos 

El líder de la consultora Económica Invecq, Santiago Bulat, hizo hincapié en el desafío que tiene que enfrentar el gobierno de Javier Milei para llevar a cabo un ajuste tan fuerte en una sociedad que está económicamente complicada. “Creo que se va a empezar a revertir, pero no hace falta ser tan agresivo en términos de déficit fiscal para buscar el equilibrio financiero, si bien eso puede abrir la puerta a que ingresen más inversiones o a que el mercado confíe un poco más, es un sobreajuste que puede impactar mucho en la actividad o en los ingresos de la gente”, dijo.  A su vez, afirmó que “si el mercado compra y empieza a financiar, se podrá ir ajustando un poco menos”, estimando que “lo fiscal se va a seguir consolidando” pero advirtiendo también que “después de haber tenido un año bueno en rentabilidad, empieza uno peor, por lo que la actividad económica se empieza a resentir”.

En cuanto al campo en particular, Bulat expresó: “Creo que este año, como efecto de una contra sequía, el campo va a ser uno de los sectores que más va a traccionar. También hubo una baja en los precios de los fertilizantes a nivel internacional”. Después de mostrar las proyecciones de distintas variables, concluyó: “El agro, debido a la liquidación de divisas y de siembra con los rindes que va a haber, será uno de los sectores a los que le va a ir bien”.

Laborda: Equilibrio fiscal, reformas y unificación cambiaria

Qué están pensando hoy los mercados sobre lo que va a pasar en los próximos tres meses fue el eje de la presentación de Guillermo Laborda, quien se refirió al dólar futuro, la inflación, los bonos argentinos y el riesgo país.

En materia cambiaria, dijo: “Se estima que para mayo empiecen haber levantamiento de las restricciones, un espacio para la unificación cambiaria y que deje de apreciarse el dólar en términos reales, es decir que la suba del dólar sea mayor a la de la inflación”.

Resaltó que “el campo va a ser un actor fundamental”, pero “para que liquiden los dólares y vendan sus tenencias, es importante que haya expectativas relativamente estables en materia cambiaria y ciertas certezas en el rumbo económico para que empiece a circular en forma virtuosa la economía”, advirtió. 

Laborda aclaró que, si bien “se observa un horizonte de mejoras”, éstas se podrán concretar siempre que “se respeten algunas cuestiones esenciales para la economía como el equilibrio fiscal, y la puesta en marcha de reformas tanto laboral como impositiva. Esto permitirá que Argentina empiece a transitar el sendero que otros países vecinos ya han hecho que es la normalización de la economía”, aseguró.

Pisani Claro: Buenas expectativas

Nicolle Pisani Claro, economista jefe de FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) focalizó su mirada puntualmente en el campo destacando los aportes del agro para la economía argentina y su implicancia en cuanto a la generación de empleo.

Describió que “la agroindustria genera 2 de cada 10 puestos de trabajo, lo que se puede dinamizar aún más con un panorama más claro para invertir y generar mayor producción”. Además “es generador de divisas genuinas, 7 de cada 10 dólares que ingresan al país provienen de las cadenas agroindustriales, lo que ayuda al superávit de la balanza comercial para importar otros bienes o servicios de otros sectores de la economía”, agregó. 

La representante de FADA recordó que en 2023 “la sequía impactó considerablemente en la caída de la actividad económica y exportaciones. La parte primaria tuvo una caída económica del 20% y, las cadenas agro, una reducción considerable en las exportaciones. De exportar 60 mil millones de dólares en 2022, se exportaron 38 mil millones de dólares en 2023”. Asimismo, compartió: “Las expectativas agrícolas para 2024 están siendo buenas, aunque en un contexto de precios debilitados, lo que podría llegar a debilitar también el ingreso de divisas que va a ser bueno pero no como se esperaba hacia fines del año pasado”. Una vez ordenado el contexto macroeconómico, Pisano Claro espera que se pueda “generar el marco para ir hacia la unificación cambiaria, hablar de la disminución o eliminación de las retenciones con el tiempo, y así poder generar el impacto de inversiones, mayor producción y exportaciones”. En resumen, “un cambio competitivo para generar las inversiones de las cadenas agroalimentarias sin desalentarlas”, será la clave para el crecimiento.

Artículo anteriorEl precio de los novillos baja
Artículo siguiente07 de Marzo: Día Nacional del Campo