Uno de cada cinco productores aplican esta estrategia agronómica.

Hay “una apuesta instalada y con tendencia positiva hacia los cultivos de servicios, lo cual significa un cambio de etapa dentro de la curva de adopción”, según reporte del Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (RETAA) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

De acuerdo con un reporte del Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (RETAA) de la entidad porteña, elaborado en base a la charla “Cultivando servicios. Red de cultivos de servicios” que dieron Gervasio Piñeiro y Viviana Bondaruk en el Congreso Aapresid 2023, en la campaña 2019/20 estas especies ocuparon 350.000 hectáreas. Para las temporadas 2020/21 y 2021/22 la superficie se triplicó hasta superar los 1,2 millones de hectáreas.

 Qué son los cultivos de servicios

Cabe recordar que los cultivos de servicios son aquellos que se implantan no con un fin de cosecha para destinarlos a su venta, sino para que presten precisamente algún “servicio” agronómico, como ser fijar nitrógeno, cobertura del suelo o mantener la infiltración del agua.

Los más utilizados suelen ser centeno, vicia y avena, pero también hay muchas otras especies que se siembran con este destino de “servicio”.

El reporte afirma que un 19% de los productores estaba realizando estos cultivos, una cifra estable en las tres campañas medidas: significa que uno de cada cinco productores aplican esta estrategia agronómica.

“Estos valores sugieren que se ha alcanzado un piso de productores que han incorporado la tecnología y que han aumentado la superficie destinada a estas rotaciones”, señala el informe como un aspecto positivo.

No obstante, advierte: “A su vez, queda una gran proporción de estos que no la está utilizando”

 Porqué crecen y en que zonas

En este marco, la zona con más adopción de cultivos de servicios es el sur de Córdoba, con el 34%. Según el RETAA, tiene lógica, relacionada con la necesidad de cuidar los suelos tras la cosecha de maní.

Luego, se destaca el NOA, donde la adopción de los cultivos de servicios creció hasta el 27%.

“En las regiones NOA y NEA el objetivo principal del cultivo de trigo en la rotación es la cobertura del suelo. Y cuando la campaña agrícola es positiva, parte de ese trigo es cosechado e ingresa al circuito comercial. Esa superficie no está contemplada dentro de este análisis”, aclaró la Bolsa porteña.

Por último, si bien mencionó que la adopción se redujo en las últimas campañas como consecuencia de la sequía, valoró que “el conocimiento que se viene generando a lo largo de las campañas contribuye a mejorar el manejo técnico de la rotación incluyendo cultivos de servicios, y esto es clave para una mayor implementación en las campañas futuras”.

Artículo anteriorEl campo trasnfirió al Estado USD 175 mil millones
Artículo siguienteJornada ganadera en Federal