La Federación que nuclea a las empresas de transporte de cargas manifestó su rechazo a un nuevo aumento de los peajes autorizado por el Gobierno nacional. Afirma que en un año y medio subieron 800%.

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) expresó este miércoles su “más enérgico rechazo” la decisión del Gobierno nacional de autorizar un nuevo aumento de los peajes en los corredores nacionales, al que calificó de “exorbitante”.

El enojo de los transportistas llegó luego de que el Gobierno publicara en el Boletín Oficial la Resolución 66/2024 a través de la cual autorizó incrementos promedio del orden del 200% en los cuadros tarifarios para los corredores tramos I al X que gestiona la empresa Corredores Viales SA, que “opera en todo el territorio económico del país y comprende la concesión de la mayor parte de las rutas nacionales (con operaciones en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luis, La Pampa, Santiago del Estero, Chaco, Corrientes, Misiones, Tucumán, Salta y Jujuy)”, remarcó Fadeeac.

Según la entidad, esto significa un aumento del 800% en un plazo de un año y medio, en medio de un contexto en el que la mayoría de las rutas tienen serios problemas de transitabilidad: de acuerdo con un relevamiento propio, determinaron que 75% de las carreteras por las que transitan los camiones están en regular o mal estado.

En este marco, la Federación, además de repudiar esta decisión, dijo lamentar que la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) no haya tenido en cuenta una propuesta que “con sólidos fundamentos económicos y técnicos” le fue presentada respecto de este tema.

TRANSPORTISTAS, CONTRA LA SUBA DE PEAJES
“Un incremento de semejante magnitud sobre la base de diciembre de 2023, cuando se hizo la última actualización, es doblemente incomprensible: en primer lugar, por la precaria situación de las rutas, caracterizada por un mantenimiento insuficiente y a raíz de eso, un aumento en la siniestralidad; y en segundo lugar teniendo en cuenta el propio proceso de desinflación que la actual administración nacional pretende llevar adelante”, se quejó Roberto Guarnieri, presidente de Fadeeac.

Para el dirigente, el “dislate” es de tal magnitud, que, si el análisis del aumento se realiza en dólares, el incremento de los peajes en el último año y medio resulta de 74 % en dólar oficial, y de 177% en dólar MEP.

“Para tener una idea de lo que significa la medida aprobada hoy, alcanza con citar un ejemplo. En octubre de 2022, un vehículo Categoría 4 (de más de 2 y hasta 4 ejes, y más de 2,10 m), pagaba en el Corredor Tramo I La Florida, una tarifa final (IVA incluido) de $ 400. A partir de ahora, deberá abonar $ 3.600 (IVA incluido)”, ejemplificó Fadeeac.

En este marco, la entidad insistió en que esto se da en medio de un combo explosivo para el sector en relación a la suba de costos (247,6% en 2023, la inflación sectorial más alta en 30 años) combinada con una caída de la actividad que promedia el 40%.

Por ese motivo, es que la Federación le presentó a la DNV un detallado documento, elaborado por los equipos técnicos de los Departamentos Económico, Legal y de Infraestructura, en el que fundamentó por qué un “aumento razonable y justo” por aplicar en los peajes a partir de abril-mayo no debería superar el 50 %.

“Teniendo en cuenta que el incremento acumulado de los peajes en 2023 fue de 209%, y la inflación minorista, 211%, si el ajuste se realiza -tal como el Gobierno promueve en diferentes negociaciones- por IPC, la suba debería rondar el 50% (la inflación enero-marzo de 2024 fue de 51,6%), y no del 200% como se autorizó”, reclamó Fadeeac.

MÁS PEAJES, CON RUTAS CADA VEZ PEORES
Pero además, la Federación recordó que en la propuesta enviada a la DNV se detallaron los resultados del relevamiento de más de 18.000 kilómetros de rutas nacionales y provinciales, realizado por su Departamento Técnico e Infraestructura Vial, junto a la Fundación Profesional para el Transporte (FPT).

Del mismo surge que el 46,6% de las rutas nacionales se encuentra en mal estado, el 29% en estado regular y apenas el 19,3% está en buen estado.

“Para realizar el estudio se analizó la calidad de la carpeta asfáltica, la presencia y condiciones de las banquinas y la efectividad de la señalización vertical y horizontal, entre otros elementos que resultan críticos para garantizar la seguridad vial”, recordó Fadeeac.

Bajo este panorama, “la preocupación que genera el aumento autorizado hoy es apenas el comienzo, ya que tal como establece la Resolución aprobada, a partir de junio se realizará una actualización en base a un índice mixto”, continuó la entidad.

Por eso, cerró Guarnieri: “Instamos a las autoridades competentes a entablar un diálogo real y fructífero en el que las partes se escuchen y habiliten instancias de trabajo conjunto de las que surjan soluciones consensuadas, que permitan el desarrollo de las actividades de los diferentes sectores económicos y sociales que buscan construir un mejor país para todos”.

Artículo anteriorLechería: los tambos más chicos son los que más sienten el derrumbe productivo
Artículo siguienteCrónicas de la tierra de uno: Historia sobre la conservación del suelo productivo en Entre Ríos