Por Aldo Puig. Cobertura.
En una noche de grandes emociones, Antonio Tarragó Ros se reencontró con su público de Federal.

Fue uno de los artistas más esperados. La relación de afecto entre Antonio Tarrago Ros y Federal quedó plasmada en la segunda noche cuando era evidente el placer del artista al pisar el escenario y poder gozar del cariño que la gente chamamecera le manifiesta en Federal.

Cada presentación de Antonio es una sorpresa, porque es un innovador. Y en este caso en Federal estrenó un chamamé que compusiera junto al musico local Tolato Trío, cantó Fabián Galarraga y entregó como un preciado tesoro el triciclo que perteneciera a su padre para que Federal lo atesore entre sus objetos más preciados.
Tuvo la posibilidad de compartir tiempo en el escenario, estar entre la gente y lograr que el público baile en la pista que lleva el nombre de su padre.

Muy emocionado exclamó ““En el escenario siento que Dios está cerquita y me regala ese momento tan mágico. Es como estar haciendo el amor con la persona que más amas. Parece que va a ser el último momento más bello de todos. Lo estoy atesorando para siempre. Me gustaría morir en el escenario”.

Antonio Tarragó Ros, artista integro, no les tiene miedo a las definiciones ni a dar discursos para quedar bien y entonces opinó “El Festival Nacional de Chamamé es el más lindo de Argentina”.

Artículo anteriorFebrero 2024: Mes para tomar decisiones 23/24.
Artículo siguienteLluvia bendita: cómo impacta el clima en la cosecha de dólares que espera el Gobierno