Ante el aumento exponencial en los precios de la vacuna contra la Fiebre Aftosa, se solicita al Poder Ejecutivo Provincial y Nacional tomar medidas para autorizar su importación. La diputada provincial Silvina Vaccarezza lidera esta iniciativa en busca de estabilizar los costos y garantizar la salud epidemiológica del ganado argentino.

La vacuna contra la Fiebre Aftosa aumentó en sus costos más de un 400% en un año, lo que está generando serios problemas para avanzar en su aplicación en toda la Argentina. Cabe destacar que su administración es clave para mantener una situación epidemiológica estable de la enfermedad.

Frente a esta problemática, la diputada provincial Silvina Vaccarezza (UCR + Cambio Federal), presentó un proyecto solicitándole «al Poder Ejecutivo Provincial que articule todas las medidas que sean necesarias para que el Poder Ejecutivo Nacional por intermedio del SENASA haga cumplir la ley nacional 24.305 Programa Nacional contra la Fiebre Aftosa, referente a autorizar la importación de la vacuna bajo los debidos controles sanitarios y de calidad».

Este pedido se sustenta en que según un estudio del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina, en nuestro país se pagan los precios más caros de la región comparado con países limítrofes, en algunos casos llegando hasta a cuadruplicarse.

«Es necesario activar todos los mecanismos que resulten necesarios para que los productores puedan acceder a precios adecuados y poder de esta forma disminuir los costos de producción ganadera», afirmó al respecto Vaccarezza.

Asimismo la legisladora recordó que «durante el 2023 los productores sufrieron pérdidas importantes en su stock producto de la sequía, es por eso que deben promoverse medidas que sirvan para disminuir los costos de producción de una de las principales actividades económicas del interior productivo de la provincia».

Artículo anteriorBolsa de Cereales de Entre Ríos: Informe de Producción de Girasol para el Ciclo 2023/24
Artículo siguientePanaderías en estado de alerta caída del 45% en el consumo y aumentos de tarifas