Es por su obra «No es un río». Entre los elegidos hay otro sudamericano, el brasileño Itamar Vieira Junior con Arado torcido.

La argentina Selva Almada y el brasileño Itamar Vieira Junior se sitúan entre los finalistas del premio Booker Internacional 2024, que premia cada año un libro de ficción traducido al inglés y publicado en el Reino Unido o Irlanda.
El Booker Prize, después del Nobel, es el reconocimiento literario internacional más destacado de la literatura. El premio distingue obras traducidas al inglés y reconoce tanto al autor como al traductor.
No es un río, de Selva Almada fue publicado en 2020 por Random House y, años después, fue traducida por Annie McDermot.y se editó en inglés como Not a River por Charco Press, la editorial ubicada en Edimburgo y dirigida por la traductora argentina e investigadora de la literatura latinoamericana Carolina Orloff quien se radicó en ese país.
En tanto, Itamar Vieira Junior se presenta con Arado torcido traducido como Crooked Plow por Johnny Lorenz.
Los otros autores finalistas pertenecen a las lenguas alemana -Kairos, de Jenny Erpenbeck, traducida por Michael Hofmann-; sueca -The Details, de Ia Genberg, traducida por Kira Josefsson-; coreana -Mater 2-10, de Hwang Sok-yong, traducida por Sora Kim-Russell y Youngjae Josephine Bae-, y neerlandesa–What I’d Rather Not Think About, de Jente Posthuma, traducida por Sarah Timmer Harvey–.

El premio está dotado de una remuneración de 50.000 libras esterlinas compartidas en partes iguales por el autor/a y el traductor/a.

Selva Almada, nació en Villa Elisa, Entre Ríos, en 1973 y, ganó el First Book Award del Festival Internacional del Libro de Edimburgo por su primera novela, El viento que arrasa (2012). También fue finalista de premios como el Premio Rodolfo Walsh (España) y el Premio Tigre Juan (España).

El viento que arrasa fue llevada al cine por Paula Hernández. La película está protagonizada por Almudena González, Joaquín Acebo, el actor chileno Alfredo Castro y el actor español Sergi López.

No es un río, la obra que le podría valer un Booker Prize, está ubicada en la Argentina rural e indaga en la crueldad y la violencia del universo masculino a través de los pactos y las alianzas secretas entre hombres. El libro completa la trilogía que inció con El viento que arrasa y siguió con Ladrilleros.

Artículo anteriorLa Industria Frigorífica lucha por equilibrar sus números
Artículo siguienteEl poder de compra del trigo está en el peor nivel de la última década