Diciembre se caracterizó por el fin de los acuerdos, controles y congelamientos de precios, lo que llevó a cerrar el mes con una inflación promedio de 25,5%, y un avance interanual de los precios del 211,4%.

Con estos números, la Argentina también se ubicó como el único país del mundo que superó una inflación de 200%, en lo que además significó la variación más significativa desde 1990, un año que estuvo caracterizado por una hiperinflación que había sido precedida por otra en 1989.
La cifra resultó la más alta de Latinoamérica, incluso por arriba de Venezuela, y se esperaban otras mediciones para conocer cómo se posicionaría el país a nivel mundial. De esta forma, el índice precios al consumidor en la Argentina superó otra marca y terminó el año pasado como el más alto del mundo, según informó la agencia Bloomberg.

La situación se da en un contexto en el que el nuevo gobierno de Javier Milei se propone “sincerar” los precios de la economía heredada del kirchnerismo a través de una devaluación del tipo de cambio oficial del 54%, impulsada por el ministro de Economía, Luis Caputo, lo que generó un impacto inevitable en los precios.
En la comparativa regional, quitando los resultados de la Argentina y Venezuela, ningún país de Latinoamérica arrojó números superiores al 10% anual. De hecho, Brasil cerró 2023 con una inflación de 4,62%, y México, de 4,66%. Mientras que el indicador más alto se observó en Colombia, que cerró su año con una suba del 9,28% anual y tan solo un 0,45% mensual en diciembre.
En el extremo opuesto se posicionó Uruguay, que en diciembre experimentó una deflación de 0,11% y un aumento acumulado en el año del 5,11%. Un resultado similar se pudo observar en Chile, que también tuvo una variación mensual negativa, del 0,5%, acumulando, así, 3,9% en la interanual.

Mientras que el ranking es desalentador, los pronósticos para lo que sigue de este año estiman una menor inflación en enero, que rondaría el 20%, a causa de la desaceleración de precios que se viene registrando tras las expectativas e incrementos de diciembre. Esto podría mantenerse durante el primer trimestre del año, aunque todavía resta ver cómo repercutirán los ajustes en las tarifas , transportes y prepagas, lo que influiría en el número del mes.

Artículo anteriorArranca una semana clave para el Gobierno de Milei: los ojos están puestos en el Congreso y en la calle.
Artículo siguienteEl Gobierno presentará «una reforma integral del sistema tributario»