Por Aldo Puig

Se sabe mucho sobre la vida de José Hernández, pero se habla poco. Esta fecha calendario es propicia para recordar que vivió, amó y transportó en sus maletas los borradores de lo que luego sería la obra cumbre de la literatura argentina, El Martín Fierro, en tierras entrerrianas.

Se sabe mucho sobre la vida de José Hernández, pero se habla poco. Esta fecha calendario es propicia para recordar que vivió, amó y transportó en sus maletas los borradores de lo que luego sería la obra cumbre de la literatura argentina, El Martín Fierro, en tierras entrerrianas.

Comparto parte de la investigación que la realizó la docente entrerriana, Beatriz Bosch.

Las luchas políticas lo trajeron a Paraná. José Hernández, el autor del Martín Fierro y cuya fecha de nacimiento se recuerda como el Día de la Tradición, llegó muy joven a nuestra ciudad, por entonces capital de la Confederación, desde la provincia de Buenos Aires.
Si bien se repite que el escritor se afincó en tierras Entrerrianas a partir de 1859, la profesora y académica Beatriz Bosch demostró que Hernández vivió aquí a partir de 1854 ya que en 1859 presentó un documento al entonces presidente Justo José de Urquiza en el que afirmaba que residía en Paraná desde hacía cinco años.
La casa de Hernández estuvo ubicada en calle España 212. Acá conoció a su esposa, se casó, tuvo dos de sus hijos, trabajó como empleado de comercio, periodista y taquígrafo del Senado Nacional y frecuentó a los gauchos, que le inspirarían su célebre personaje, en el mercado central adonde concurría con frecuencia. Llegó a Paraná para alejarse de algunas persecuciones políticas. La ciudad era Capital de la Confederación y, por lo tanto, el centro del acontecer político, social e inclusive cultural del país.
Acá tenía amigos y conocidos, y se instaló inmediatamente en la finca que se levantaba en calle España, donde vivía la familia Martínez de Fontes, que eran sus amigos.
Su primer trabajo lo tuvo en la casa de comercio de don Ramón Puig, que estaba ubicada en la esquina de las actuales 25 de mayo y 9 de Julio. Allí, Hernández se desempeñó como tenedor de libros y, paralelamente, se inició en la carrera de procurador que después sería su principal ocupación.
Luego, se casó con Carolina González del Solar, con quien tuvo ocho hijos.
“En nuestra ciudad, Hernández desarrolló una intensa actividad social y laboral. Participó en la fundación del Club Socialista, el antecesor del Club Social, y también del Club El Argentino.
El Club Argentino organizaba bailes y reuniones. Era un ámbito donde la gente no sólo se divertía, sino que también se hacían negocios y transacciones comerciales.
José Hernández se hizo amigo en Paraná de Manuel Martínez Fontes, un prestigioso abogado de la época, quien le prestó su casa de calle España.
Hernández y su amigo Martínez Fontes, quien luego sería intendente de Paraná, conocieron a las hermanas Teresa y Carolina González del Solar, porteñas que vivían en esta ciudad. El autor del Martín Fierro se casó en la Catedral con Carolina, el 8 de junio de 1863. Con ella tuvo ocho hijos, dos de ellos —Isabel Carolina y Manuel Alejandro— nacieron en Paraná´

Un duelo con Carbó
Una de las tantas anécdotas de la vida de José Hernández en Paraná involucra a quien fuera uno de los gobernadores de la provincia, Enrique Carbó.
Es que el mandatario, en su época de juventud y antes de acceder al poder obviamente, se batió a duelo con José González del Solar, yerno de Hernández, el 26 de enero de 1887. Como consecuencia del “lance caballeresco a pistola”, como se lo denominaba entonces, falleció González del Solar a los 26 años, dejando viuda a la hija mayor del escritor, Isabel Carolina.

Artículo anteriorDía de la tradición: Antonio Tarragó Ros y su reflexión en este día
Artículo siguienteClima y ganadería: Las lluvias recomponen los campos