El maratón de lectura de la Feria está dedicado este año al autor de Rayuela.
Se conmemoran 110 años de su nacimiento y 40 de su muerte en 1984, en Francia.
Participarán Claudia Piñeiro, Liliana Heker, Sylvia Iparraguirre, Miguel Gaya, Mauricio Kartún y muchos más.

Habrá capítulos de Rayuela. Habrá cartas que cruzaron el Atlántico de París a Buenos Aires y que aún no fueron editadas. Habrá recuerdos personales. Y habrá música para recordar a Julio Cortázar, el autor imprescindible de la literatura argentina, de quien este año se conmemoran 110 años de su nacimiento y 40 de su muerte en 1984, en Francia. Por eso, la Feria del Libro le dedica su maratón de lecturas.
“El Maratón de la lectura de la 48ª. Feria Internacional del Libro de Buenos Aires estará dedicado a recorrer su literatura. Durante dos horas, el martes 30 de abril, de 19 a 21, escritoras y escritores, actores y actrices le pondrán voz y expresividad a sus cuentos, poemas y novelas”, explica la crítica literaria y editora Alejandra Rodríguez Ballester, coordinadora de la propuesta.

El acompañamiento musical correrá por cuenta del pianista y compositor Marcelo Katz, que la interpretará al piano, una evocación de la pasión cortazariana por el jazz y de su juvenil espíritu de cronopio siempre dispuesto a la alegre transgresión.

Cartas inéditas
Uno de los platos fuerte de la sesión será el que protagonice la escritora Sylvia Iparraguirre, ya que leerá una carta inédita de Cortázar a Abelardo Castillo, en la que comenta el cuento “El perseguidor”, publicado en 1959 e incluido en Las armas secretas.

“Voy a leer esa primera carta que le escribe Cortázar Abelardo en el 60, precisamente el 14 de enero de 1960, en respuesta a una crítica que hace Abelardo, que en ese momento tenía 24 años, en la revista El grillo de papel de diciembre del 59”, anticipa Iparraguirre a Clarín Cultura.

La historia no tiene desperdicio. Sigue así: “Él había leído Las armas secretas de Cortázar, que acá era poco y nada conocido, en el 59, y había quedado deslumbrado. Entonces, escribe una larga crítica en la revista, con distintas observaciones acerca de los cuentos y, por supuesto, le dedica un buen párrafo “El perseguidor”. Cortázar en ese momento, diciembre del 59, estaba en la Argentina. Y cuando lee la crítica de Abelardo es porque se la acerca un amigo al barco en el que se iba a Europa”.

La carta que recibe Abelardo Castillo le genera una enorme sorpresa. Dice su Iparraguirre: “Cortázar le da muchas pautas acerca de “El perseguidor” y le dice que acertó, porque el cuento está dedicado ‘In Memoriam, CHP’, y Abelardo en la crítica dice que es Charlie Parker”. La escritora contará detalles de esta relación epistolar y luego, el dramaturgo Mauricio Kartún, cerrará la actividad con una lectura, claro, de “El perseguidor”.

Artículo anteriorEl campo no liquida, las reservas sufren
Artículo siguienteImpacto económico de eliminar el Impuesto País a fertilizantes