La Federación Agraria Argentina ha expresado su preocupación por la decisión del gobierno y ha instado a una discusión más profunda sobre las políticas públicas específicas dentro del ámbito adecuado, que consideran debe ser la Secretaría de Agricultura.

En respuesta al anuncio del gobierno nacional sobre la posible eliminación del Instituto Nacional de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, la Federación Agraria Argentina (FAA) ha emitido un comunicado urgente.

Durante una conferencia de prensa, el portavoz del gobierno nacional anunció planes para eliminar el Instituto Nacional de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, lo que desató inquietudes en la comunidad agrícola. La FAA, al revisar el comunicado oficial del gobierno, destacó la mencionada intervención del instituto y subrayó la importancia de mantener un espacio dedicado a discutir las políticas públicas relacionadas con la agricultura familiar.

«En el marco del decenio de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, sería un error eliminar el área donde Argentina debe discutir políticas públicas específicas», afirmó un representante de la FAA. La federación reconoce la necesidad de analizar la gestión del instituto, así como las presiones económicas que enfrenta el país. Sin embargo, enfatizan que los pequeños productores aún requieren apoyo técnico y asistencia por parte del Estado Nacional.

La FAA también recordó los años de lucha para lograr la sanción de la ley de reparación histórica de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, que aún no ha sido completamente implementada. A pesar de los errores políticos o posibles abusos, la FAA insiste en que no se debe eliminar el área de discusión, ya que las necesidades de los productores son reales y continuas.

«Los agricultores familiares no somos ni queremos ser sujetos de asistencialismo. Somos productores, con una escala más pequeña, por lo que queremos seguir siendo tratados como tales», afirmó el comunicado de la FAA. La federación aboga por la continuidad de las conquistas alcanzadas con la ley 27118, sin permitir abusos políticos. En el contexto del decenio de la agricultura familiar, la FAA advierte sobre el riesgo de dar un paso atrás en el compromiso con este sector crucial de la economía nacional.

La FAA concluyó su comunicado llamando a una reflexión más profunda por parte del gobierno y reiterando su disposición a colaborar en la búsqueda de soluciones que beneficien a los agricultores familiares y fortalezcan el desarrollo rural en Argentina.

Artículo anteriorEn la competencia de monedas hay un ganador
Artículo siguienteEntre Ríos: fortalecen tareas para el cuidado de las áreas naturales protegidas